95513a0b1993aceee8d281c2b2fd14e9[1]

Tengamos la edad que tengamos, siempre nos gusta celebrar nuestras fechas favoritas con nuestros amigos y familiares, y por qué no, también con un poco de confeti. Como ya empezamos a tener cierta edad y nos da un poco de vergüenza tener que ir a la tienda a comprar un cañón de confeti, en esta ocasión aprenderemos a construir uno en nuestra propia casa.

 

La física y la química unidas son muy poderosas, tan poderosas que son capaces de hacer volar por los aires una gran cantidad de confeti por nuestra casa, contando únicamente con materiales que todo el mundo tiene en el hogar.

Este experimento es muy divertido, pero debes tener en cuenta que luego tocará limpiar todo el campo de batalla que vamos a generar. ¿Empezamos?

Materiales:

– Una botella de plástico (preferiblemente de 1.5 l)

– Un embudo de los que solemos tener por casa

– Unas tijeras

– Un encendedor de cocina o mechero

– Una lata de aerosol

– Cola de contacto

– Cinta adhesiva

– Confeti (cuanto más mejor)

Proceso:

Primeramente nos ocuparemos de la botella vacía que la conservamos con el tapón incluido. Con las tijeras le hacemos un orificio en el mismo tapón de plástico (clavando las tijeras lo haremos de forma rápida). La medida recomendada del agujero en el tapón es de 1 cm de diámetro.

Cogemos el embudo y le retiramos con las mismas tijeras la parte más fina de su cuello. De modo que nos quede el embudo sin su tubo. El embudo ahora lo debemos colocar de tal forma que el tapón de la botella y su orificio quede en el interior de éste.

Para que el embudo y el tapón queden bien sujetos, debemos pegarlos con cola de contacto, pero sin necesidad de verter una cantidad excesiva. Dejamos reposar para que queden secas y unidas las dos piezas. Para asegurarnos de todo ello, también optaremos porcolocar cinta adhesiva en la parte exterior para reforzar el tapón y el embudo.

Ahora perforamos el culo de la botella, otro orificio como el que hemos hecho en el tapón, lo suficiente como para que entre la salida del bote de aerosol, ya que éste será el encargado de hacer volar el confeti.

Como tendremos que introducir aerosol en el interior de la botella, antes de proseguir deberíamos tapar el orificio del tapón con un trozo de papel. Si hacemos una bolita y la colocamos será suficiente.

Ya terminando colocamos la cantidad de confeti que queramos en el embudo y posicionamos la botella de forma completamente vertical. Por el orificio inferior introducimos un poco de aerosol, como éste es menos denso que el aire, tenderá a escaparse hacia arriba pero se encontrará con la bola de papel y quedará almacenado en la botella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *