ahorrar agua ducha bano

Sin lugar a dudas, uno de los momentos más gratificantes del día es en el que nos damos una relajante ducha. No obstante, durante el baño, a veces olvidamos el precio que tiene el agua o la escasez de agua dulce que tenemos en el planeta, y terminamos malgastando más de lo que deberíamos. El experimento de hoy está basado en un estudio científico llamado Show me, en el que intenta mostrar el agua que se está gastando durante la ducha. Los resultados han sido concluyentes: los lugares en los que se ha instalado este sistema han reducido significativamente su consumo de agua durante el baño.

77BF0133-93F6-DA7F-1CF73573716AAE78_lg[1]

LOS MATERIALES EMPLEADOS DURANTE EL EXPERIMENTO:

  1. Raspberry PI para dotar de inteligencia a la ducha, es un ordenador del tamaño de una caja de cerillas. Está ocultado pero ha sido la única forma que hemos encontrado de domotizar el baño sin grandes recursos. Se puede conseguir en cualquier tienda de informática.
  2. Conjunto de ducha (grifo + barra), comprado en Todobaño, aunque siempre que podamos ajustarle el sistema de LEDS y sensor dará igual su procedencia o marca.
  3. Tira de LED, que se vende desde un bazar hasta en cualquier tienda de componentes eléctricos, incluidas miles de tiendas online.
  4. Sensor de líquidos, más difícil de conseguir, hemos tenido que recurrir a Aliexpress para sacar un precio económico.

PROCEDIMIENTO LLEVADO A CABO

Aunque no sea algo fácil de realizar, ni cualquier podrá realizarlo en su baño, explicamos brevemente en qué ha consistido el invento para ahorrar agua en la ducha:

  1. En la barra del soporte de la ducha, se ha introducido una tira de leds.
  2. Dentro del grifo, se ha conectado el sensor para medir la cantidad de líquido que pasa por el grifo, a modo ”surtidor de gasolinera”. Así, proporcionará información a nuestro programa realizado en Java y ejecutado en la Rasperry Pi sobre la cantidad de litros que el grifo está ofreciendo.
  3. Se han creado varias condiciones a través de las cuales, cada 5 litros que pasan por la alcachofa de la ducha, se enciende una led.

De esta forma, se ha demostrado que al estar viendo que se van encendiendo las luces según vamos gastando agua, se ha reducido ligeramente el consumo. Es un reto intentar encender cada día menos luces LED, y eso se notará en nuestra factura mensual, además que lo agradecerá el medio ambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *